¿Es posible usar la corriente continua directamente de los paneles solares?

Inversor de onda pura

Los paneles solares son una excelente tecnología para abrir paso a un consumo más independiente y responsable de electricidad. Destacan por su diseño de celdas fotovoltaicas de silicio que, al ser impactadas por los fotones de la luz, se crea un flujo de electrones, mejor conocido como corriente continua (CC). Muchos se preguntan si es posible utilizar ese tipo de corriente. La respuesta depende, no obstante, en la mayoría de los casos se requiere un inversor de onda pura u otro tipo para convertir ese flujo en corriente alterna.

Corriente alterna y corriente continua

Antes de tratar el tema que nos compete, conviene tener claridad acerca de estos conceptos:

Corriente continua

Se trata de aquella corriente que viaja en el mismo sentido en circuito. En otras palabras, posee en todo momento la misma polaridad. Una representación mediante pantalla mostraría como siempre permanece como una línea recta y estable y sin variaciones.  Se conoce igual como corriente directa y destaca por tener una cantidad específica de electrones que fluyen a través de un conductor, sin cambiar de dirección.

Corriente alterna

Se trata de aquella corriente donde la polaridad varía, ya que viene y va en intervalos. En algunas ocasiones, se encontrarán con que la polaridad es negativa, pero se torna positiva al finalizar el ciclo dentro del circuito. A medida que pasa por dicho circuito, la corriente se muestra como una línea triangular o senoidal. Un aspecto positivo de ella es que la subida de tensión para que la corriente viaje rápidamente y que baja cuando se llega al equipo de suministro. Cabe agregar que las variaciones de polaridad no se dan al azar, sino que son cíclicas.

Ahora bien, una diferencia notable entre ambas corrientes radica en su utilización. En el caso de la corriente alterna, es aquella usada diariamente en los equipos de consumo tanto residenciales, como comerciales e industriales. Esto incluye electrodomésticos, enchufes, ferrocarriles, sistemas de refrigeración e iluminación, entre otros.

Por otra parte, la corriente continua se utiliza para proporcionar principalmente electricidad a equipos con baterías, como ordenadores, vehículos eléctricos e, incluso, los celulares funcionan con pilas que suministran este tipo de corriente. Igualmente, hay sistemas de iluminación que funcionan con CC, así como sistemas con respaldos, como es el caso de los paneles monocristalinos y policristalinos.

¿Por qué es preferible no usar corriente continua para sus equipos de consumo?

La razón es que la mayoría de equipos de consumo se diseñan para ser alimentados con corriente alterna. En caso de que se utilice la corriente continua sin conocimientos previos, pueden ocurrir varios problemas:

  • Efectos electroquímicos que pueden degradar los materiales de diferentes sistemas cuando la CC fluye por ellos durante largos periodos, asimismo, es posible que se generen gases y productos químicos tóxicos, lo que es importante evitar en industrias.
  • Sobrecalentamiento en componentes electrónicos y conexiones, lo que es crítico si los sistemas en los que se integran no están bien diseñados, ya que pueden dañarse los equipos y crear riesgos de incendios.
  • Causa pérdidas de aislamiento en sistemas de alta tensión, que derivan en cortocircuitos y descargas eléctricas.

¿Cómo aprovechar la electricidad generada por los paneles?

Como mencionamos, los paneles solares que permiten lograr la independencia energética generan corriente continua. Esta es ideal para cargar las mismas baterías en sistemas fotovoltaicos híbridos u off grid, no obstante, la mayoría de equipos de consumo requieren de corriente alterna. Para aprovechar la electricidad producida, es importante agregar un elemento crucial: los inversores.

Básicamente, estos dispositivos entre los que destaca el inversor de onda pura se encargan de transformar la corriente continua en corriente alterna. Usualmente, se ofrecen como elementos separados, no obstante, hay muchos fabricantes que han desarrollado sistemas fotovoltaicos en los que se integran de manera directa en los paneles, simplificando así el proceso de conversión.

Los inversores son igualmente cruciales en sistemas on grid, es decir, conectados a la red, ya que permiten que la energía producida por los paneles solares Chile se inyecte con eficacia a la red, lo que deriva en beneficios económicos para los usuarios en algunos países. Hay varios tipos, pero los más comunes son los siguientes:

Inversores de onda modificada

La onda que estos generan tiene forma modificada o cuadrada, que es cercana a la forma sinusoidal que caracteriza a la corriente alterna. Su precio es el más barato en el mercado, aunque hay equipos de consumo sensible que requieren ondas específicamente sinusoidales y, si no las reciben, resultaron dañados o tendrán problemas de rendimiento.

Inversores de onda pura

Un inversor de onda pura destaca por su forma de onda sinusoidal pura, que es similar a la corriente alterna producida en plantas de electricidad. Son excelentes opciones para equipos de consumo sensible y en casos en los que se requiera energía de la más alta calidad. La mayoría prefiere esta opción, ya que la energía generada es más limpia, eficiente y segura, asimismo, la onda produce menos interferencia electromagnética.

En Rayssa encontrarán todo lo necesario para implementar exitosamente un sistema fotovoltaico, ya sea conectado a la red o fuera de ella: desde paneles solares, batería panel solar, inversores de onda pura, entre otros. Manejamos sistemas con la tecnología PERC a precios competitivos y les asesoraremos para elegir el más conveniente. Para más información, marquen al 32 382 0600 para nuestra sucursal en Casablanca, 32 382 0600 para la sucursal Chillan y 32 382 0600 para sucursal Temuco.

Artículos relacionados

Paneles solares
blog

Tipos de estructuras para el montaje de paneles solares

Para que los paneles solares tengan el mejor rendimiento, es importante considerar tanto la ubicación como su orientación. Sepan que estos se pueden colocar en muchas superficies, no solo en techos, por ejemplo, en pisos, muros, sobre tejados y láminas,